0

¿Cuantos Supervivientes quedan en la sala?



Supervivientes es el término utilizado para referirse al último y más aburrido de los realities de Telecinco. El jueves terminó su última edición y a su favor se puede decir que obtuvo una gran audiencia. ¿Qué te pasa España? ¿Cómo se puede seguir viendo jueves tras jueves un programa con contenidos nulos, participantes neutros y presentadores más que vistos? Todo esto teniendo como protagonistas a Karmele Marchante, Joselito o Lucia Lapiedra? Se desconoce una explicación. No hay novedad. No hay sorpresas. La única explicación que se encuentra es que todos los ciudadanos se quedasen atónitos tres horas (que es la duración exacta del contenido...) observando la chaqueta de serpientes fosforita de Jesús Vázquez... ¡horrorosa! Fuentes fiables aseguran que brillaba en la oscuridad.

Lo que hace verdaderamente grande al programa es ver la final y poder enterarte de todo, ponerte del lado de unos u otros sin ningún tipo de duda y sin haber visto ninguna gala antes ni ningún resumen a la hora de la siesta (muy acertado el horario, por cierto)Eso es lo que hace que sea simplón, es la palabra más acertada para definirlo. Se presentó el programa hace tres meses como la edición más dura, difícil, complicada, agotadora y demás sinónimos que hacen sudar la gota gorda sólo de pensarlos y al final lo más complicado de toda la edición fue hacer los resúmenes interesantes, buscar imágenes que enganchasen al público.

El reality se salda con una Miriam Sánchez (antes Lucia Lapiedra ex actriz porno) como ganadora de 200.000 euros, un coche y un futuro más que prometedor, seguro que nos queda mucho por ver de estos no tan supervivientes.